31 de julio de 2009

estare mas gordito?

hola, les cuento, patricio esta bien ,un poquito dormidito, no se si sera por el tiempo que esta feo o por la medicacion, aunque esta tomando menos, igualmente cuando despierta nos regala siempre su sonrisa. pudimos solucionar el tema de la sonda de alimetacion gastrica ,YA NO PIERDE tuvimos que colocarle un precinto por suerte no perdio,es que patu es tan flaquito que no tiene pared de graza y el tope de la sonda se deslisa hacia arriba y pierde por la pancita, creanme es feisimo alimentar a tu hijo y ver que sale por su pancita, no sabes que hacer ,quisiera tener 4 manos para todo pero gracias a dios ya lleva 4 dias sin perder, ojala que pueda recuperar peso, el toma muchas cosas vital con teecme y polimerosa que son unos complementos nutricionales de trigliceridos y maltrodextrina, a parte toma pediasure que contiene bastantes calorias ,pero con el boton gastrico perdiendo, no se podia alimenterlo mas veces ,ahora va a recuperarse. bueno las dejo me despido con un abrazo silvia

5 comentarios:

chiquitita_agus dijo...

QUE LINDO QUE SE ESTE ALIMENTANDO MEJOR.LE DEJAMOS MUCHOS BESITOS A PATU,LOS QUEREMOS MUCHO AGUS Y MAMA

Graciela dijo...

estoy escuchando la canción Silvia que es preciosa...no me doy por vencido...qué suerte han conseguido que la sondita no pierda, tal vez duerme más porque los días están fríos???!!!...besos tesoros para todos en casa

mariel dijo...

Que bueno Silvia que pudieron solucionar la perdida de la sonda. Y me imagino lo angustiante que debe ser darte cuenta mientras lo alimentas que la sonda pierde, espero que siga asi y aumente de peso. Te mando un beso

magaly dijo...

Que bueno que ya solucionaron ese problema de la sonda,uff debe ser desesperante, y paciencia es dificil para ellos ganar peso, pero poco a poco lo logrará, ya verás. Un abrazo.

mama de patu dijo...

GRACIAS MAMÁ DE AGUS,GRACIELA, MARIEL MAGALY,POR SUS LINDOS COMENTARIOS UN BESO SILVIA MAMÁ DE PATU

Acerca de mí

Mi foto
buenos aires, Argentina
mamá de 5 bellezas y esposa de un hombre genial